Ejercicios para el mar y la piscina

Caminar o correr en el agua: Este ejercicio es ideal para realizarlo en una piscina, en un arroyo o un mar muy calmo en el que se pueda sumergir con seguridad hasta la zona del cuello, para que se ejercite todo el cuerpo y no sólo las piernas.

ejercicio para el mar y piscina

Si no desea que todo su cuerpo se sumerja, puede caminar con el agua a la altura de los muslos. Si bien realizar este ejercicio a cinco kilómetros por hora puede parecerle un paso de tortuga, resulta interesante saber que quema el doble de calorías que si lo hiciera al mismo ritmo sobre tierra firme.

Fortificar los glúteos: Párese con las piernas apenas separadas. Extienda sus brazos hasta justo debajo de la superficie del agua, para balancear. Dirija los dedos de su pie hacia abajo y eleve la rodilla izquierda al pecho; luego extienda esa pierna con fuerza hacia atrás.

Precaución: no arquee demasiado su zona lumbar y realice todas las repeticiones con la pierna izquierda y cambie a la derecha.

Ejercicios para el mar

Fortificar las piernas: Párese con firmeza y abra sus piernas, la derecha adelante y la izquierda atrás. Salte, cambiando las posiciones de las piernas.

Precaución: se lo debe hacer en un mar muy calmo. Además, cuide que su espalda esté derecha, los abdominales contraídos y las rodillas dobladas levemente.

Cruce de piernas (para muslos internos y externos y cadera): Separe un poco las piernas. Los brazos deben estar hacia afuera (con las palmas hacia arriba) apenas debajo de la superficie del agua. Salte y cruce las piernas a la altura de los tobillos, vuelva a saltar y cruzar las piernas alternando las piernas. Cruce los brazos hacia adelante para agregar algo más de ejercicio en la parte superior del cuerpo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *