Las comidas y los medicamentos, cómo se afectan

Algunos nutrientes pueden afectar la forma en que metabolizamos ciertos fármacos, uniéndose a los ingredientes del medicamento y reduciendo así su absorción o haciendo que se elimine con más rapidez. Un ejemplo clásico es el de la formación de complejos no absorbibles entre el calcio presente en los productos lácteos y las tetraciclinas.

medicamentos y comida afectan

Los alimentos que contienen hierro también pueden disminuir la absorción de este antibiótico por el mismo mecanismo. El efecto de la leche también se manifiesta en la absorción reducida observada en el ketoprofeno.

– Habíamos mencionado que algunos componentes de los alimentos pueden competir con los fármacos en los procesos de absorción porque existe una estructura químico similar. Un ejemplo, es el de la levodopa, cuya absorción puede ser inhibida por los aminoácidos provenientes de las proteínas ingeridas.

Esta interacción puede traducirse en uno pérdida de la acción terapéutica en pacientes tratados con L-Dopa y con una dieta altamente proteica (abundante en carnes, huevos, etc).

– En otros casos los alimentos disminuyen laabsorción porque actúan como una barrera mecánica que impide que el fármaco llegue a la superficie mucosa, como ocurre con la azitromicina, por lo que se debe tomar con el estómago vacío. La comida puede disminuir la absorción de la eritromicina base y del estearato de eritromicina porque retrasa el vaciamiento gástrico y prolongo el tiempo de exposición al ácido gástrico. Los alimentos también pueden disminuir y retrasar la absorción de las penicilinas orales, como penicilina V (fenoximetilpenicilina), cloxacilina, nafcilina o ampicilina, por lo que se deberían ingerir con el estómago vado.

– La ingestión diaria de bebidas con cafeína (cafó, té), prolonga la actividad de la teofilina al inhibir su biotransf ormación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *