Siliconas: prudencia y desconfianza

Hablamos de la silicona como uno de los principales productos inyectable para erradicar las arrugas. Informar que dicha sustancias mineral inerte es utilizada de forma habitual en la composición de las prótesis mamarias.

Si bien es cierto que la silicona es mucho menos utilizada que el colágeno, que permite cubrir de forma completa la arrugas mas profunda de  la cara  y darle  forma a las partes del rostro.

Estas aplicaciones difieren de las del colágeno. ¿Cuáles son las ventajas del producto? Los resultados son durables. La silicona al ser inerte, puede ser comparada con una prótesis definitiva. Sin embargo, está lejos de ser aceptada unánimemente por los médicos. Muchos de ellos se pronuncian contra su utilización porque consideran que la inyección de siliconas presenta dos riesgos.

Primero, puede provocar una reacción del organismo frente a este cuerpo extraño; esta reacción puede manifestarse tardíamente, a veces des­pués de nueve años, bajo la forma de un nódulo o granu­loma inflamatorio doloroso (ya sea en el lugar de la inyección o a distancia).

Se­gundo riesgo, ver emigrar las partículas de silicona en el or­ganismo.

¿En qué se transforman?

No se sabe. Estos dos accidentes deben incitar a los médicos a la prudencia. Sin contar que los resultados estéticos son irreversibles. Existen dermatólogos que utilizan la silicona desde hace treinta años y aseguran que si el producto es perfecta­mente puro y no está mez­clado con sustancias noci­vas, la silicona sigue siendo un medio seguro. Sin embar­go, el peligro está en si cae en manos inexpertas. Las personas deseosas de recurrir a tratamientos de be­lleza deben exigir el máximo de información a los médicos competentes para poder ele­gir con todo conocimiento de causa. Estos tienen ante to­do la responsabilidad de la salud de los candidatos a la juventud.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *