Una esperanza contra el colesterol

La lucha contra el exceso de colesterol se ha convertido en un tema de extrema importancia médica en las últimas décadas.

colesterol enfermedad

El colesterol, como usted seguramente ya sabrá, es una grasa de origen animal que se adhiere a las paredes de las arterias taponándolas progresivamente cuando se encuentra en cantidades excesivas.

El taponamiento de las arterias producido por el colesterol se conoce como aterosclerosis, y es el principal factor de riesgo para graves enfermedades como el infarto de miocardio (ataque cardíaco) y el infarto cerebral. Por eso, gran parte de los actuales esfuerzos de la investigación científica se orientan a encontrar mejores drogas para controlar y reducir los niveles sanguíneos de colesterol.

Recientemente, un nuevo agente anticolesterol llamado lifibrol, fue lanzado al mercado con grandes expectativas luego de que los ensayos experimentales en animales y seres humanos demostraran excelentes resultados.

El objetivo final de la lucha contra el colesterol es la prevención de la aterosclerosis y de los infartos. Por eso, los experimentos en animales se realizaron con el propósito de comprobar que la droga fuera efectiva tanto para reducir los niveles sanguíneos de colesterol como para evitar su acumulación en las arterias.

Las primeras investigaciones con el agente K-12.148, primer nombre de investigación con que se conoció el lifibrol, fueron realizadas en los laboratorios Klinge Pharma de Alemania a finales de la década del 80.

Posteriormente, luego de los primeros éxitos, se iniciaron varios ensayos clínicos en animales. Estos estudios mostraron que una dosis de 50 mg diarios de lifibrol tenía capacidad para reducir en gran medida la síntesis de colesterol en los conejos.

En cerdos criados genéticamente y alimentados con dietas con alto contenido de grasas, el lifibrol permitió reducir aproximadamente en 50 por ciento la síntesis de colesterol. El uso diario del medicamento durante 4 semanas también permitió disminuir la acumulación de colesterol en las arterias coronarias y en la arteria aorta de varias especies de ratas.

Los excelentes resultados conseguidos con el lifibrol en animales de experimentación permitieron que los ensayos clínicos se realizaran posteriormente en seres humanos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *