Cómo alimentar un bebé durante el primer año

La preocupación de los padres, por lo que come su hijo y cuánto suele ser excesiva. En cuanto a la alimentación del pequeño existen dos aspectos básicos a tener presentes: qué debe comer y cuánto y cómo come su comida. Es tan importante que el niño se alimente para estar sano como que coma con ganas y alegría. Si el momento de la comida se transforma en un momento problemático tanto para el niño como para la madre, algo no anda bien.

A continuación, sugerencias para la nutrición del primer año de vida del bebé.

• A partir del segundo mes, proporcionar al bebé unos 30 cc de jugo de pomelo, manzana y zanahoria con una cucharita. Los dos últimos se preparan rallando la fruta y la verdura y exprimiéndolas luego con una gasa. Si el consumo de los jugos no alteran la consistencia de la materia fecal, aumentar en 10 cc la cantidad hasta llegar a 100 cc diarios.

• Al tercer mes,  inicia al niño en jugos de zanahoria y pomelo mezclados con manzana rallada, banana pisada y miel.

• El cuarto mes indica el momento de comenzar con alimentos más consistentes tales como sopas espesas y purés. La sopa será caldo (preferentemente casero) con sémola, avena, cebada u otra harina de cereales; el puré de calabaza, zanahorias o zapallitos. Poco a poco, se irá agregando a la sopa huevos duros picados y queso rallado.

• En el quinto mes, el almuerzo consistirá en las comidas anteriores más la incorporación de carne o pollo en trocitos. En la cena, deberá comer papilla de cereales, carne, pollo o un huevo duro entero.

• En el sexto mes el bebé tendrá su sillita para comer y sus cubiertos aunque sólo juegue con ellos, se incorporarán fideos cabellos de ángel con manteca y queso rallado, puré de papa y batata y pescados magros hervidos.

• En el séptimo mes el niño debe llevar a su boca algunos alimentos como trocitos de carne o queso solito; se agregan acelgas y espinacas hervidas y picadas con aceite y salsa blanca.

• Al octavo mes el pequeño debe comer lo mismo que los padres, exceptuando salsas, fiambres, frituras, nueces y chocolate.

• Cuando cumpla un año podrá comer solo

Al preparar el menú del niño hay que recordar que debe haber un plato con proteínas (carne de vaca, pollo, pescado o huevo), verduras o frutas crudas y féculas (cereales, pastas, papas), aunque no es indispensable. También que no hay que forzar al niño a comer ni impacientarse.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *