Cómo prevenir el color amarillento de los dientes

Para nadie es agradable el tener que lidiar con un color amarillento de los dientes, sobre todo sabiendo que el color natural no es ese, tampoco es que sea un blanco reluciente pues también existe ese extremo pero lo cierto es que mantener una salud oral y dental es recomendable siempre y el color de los dientes es un reflejo de qué tan saludables estamos en ese aspecto.

Antes de pensar en un Blanqueamiento dental lo mejor sería prevenir el que los dientes se tornen de un color que no es estético, ni agradable, tal vez para muchos ya sea un poco tarde y sea necesario recurrir a uno de estos tratamientos pero de nada servirá si no se cambia los hábitos que precisamente han llevado a que la dentadura cambie de dolor, hay que cortar con ese círculo vicioso, bien dicen que una sonrisa abre muchas puertas y por ello vamos a mencionar algunas formas de prevenir ese color amarillento de los dientes.

Blanqueamiento dental

Prevención del cambio de color de la dentadura

  • Evitar bebidas como el café y té: no se trata de cortar por completo el consumo de dichas bebidas pero sí reducir la frecuencia ya que por sus componentes suelen alterar de forma negativa la pigmentación de las piezas dentales, a esto hay que sumarle el consumo de bebidas gaseosas y vinos.
  • Evitar el consumo de tabaco: no hay mucho qué decir al respecto, a estas alturas de la vida está claro que el fumar implica un impacto negativo en la salud de las personas y por supuesto daña la dentadura, no solo cambia el color de la misma, la va corroyendo con el tiempo.
  • Cepillarse con frecuencia: es obvio pero es necesario mencionar que siempre se debe mantener una buena higiene dental usando hilo dental, pasta dental apropiada y siempre al menos después de cada comida.
  • Visitar al médico mínimo dos veces al año: esto si bien es cierto es lo que siempre se recomienda para prevenir cualquier mal en la dentadura también ayuda a detectar el deterioro de las piezas dentales incluyendo la coloración amarillenta o en casos más intensos coloración negra.

Es importante tener en cuenta que no solo los malos hábitos influyen en tener una buena o mala dentadura, también es cuestión de genética, accidentes ya que golpes fuertes en la boca podrían lesionar la dentadura exponiendo más la llamada dentina, en algunos casos el consumo de ciertos medicamentos puede influir en algunas personas.

tratamientos de blanqueamiento dental

Recordemos que no todas las personas reaccionan de la misma forma a los medicamentos y en este caso ocurre especialmente con los antihistamínicos, los antipsicóticos, también ocurre con los medicamentos para controlar la presión. Al margen de todo lo dicho nunca está de más hacerse un tratamiento de blanqueamiento, siempre que se cuide la salud bucal y evitando las causas que hemos mencionado, el paso del tiempo también es un factor por lo que un blanqueamiento cada cierto tiempo tampoco es malo, de hecho es bueno siempre que se elija un buen especialista y un buen tratamiento.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *