El baño y la higiene de un bebe

El primer baño del bebé se debe producir ni bien cae el ombligo. Y aquí sí hay algo primordial: el baño significa higiene, pero sobre todo y fundamentalmente, juego y descarga nerviosa del niño. Resulta óptimo, por tanto, bañar al bebé antes de la última comida de la noche, mucho mejor si la tarea es efectuada por mamá con la ayuda y participación de papá.

bano bebe higiene

El baño será breve; el lavado se realizará con jabón para bebés y la cabeza debe ser lavada de adelante hacia atrás. Con el curso de los meses, el bebé quiere estar más tiempo en el agua, y jugar.

Es conveniente que a partir de los seis meses, el niño permanezca media hora o más desnudo antes del baño; esta es la época en que comienza a conocer su cuerpo: se toca la pancita, los genitales, mira y chupa sus pies.

Como mantener la higiene a un bebé

La sensible piel del bebé requiere de especiales atenciones, sobre todo en lo que se refiere al uso de sustancias irritantes. A la hora de cambiar los pañales, conviene limpiar las nalgas con un algodón humedecido en agua tibia, vaselina líquida o simple aceite de cocina y evitar las cremas porque propician las paspaduras. Es importante secar bien la zona.

La piel se suaviza con fécula de maíz o polvos especiales para bebés, pero no hay que excederse en su aplicación. Si las nalgas se paspan, cambie los pañales con mayor frecuencia y deje al bebé sin ellos varias veces diarias durante media hora como mínimo.

En cuanto a la cara, el lavado debe realizarse velozmente, con agua, y sin jabón; las orejas de igual modo y sólo en su parte externa, sin introducir toallas ni hisopos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *